SALUD LABORAL Y PREVENCIÓN

 

SALUD LABORAL Y PREVENCIÓN

 

       Con el advenimiento de Pilar Aranda al rectorado de la Universidad de Granada, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales se integró en el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión (VRSII) y dentro de éste, en el Secretariado de Campus Saludable.

En esta nueva jerarquía, el ahora denominado Servicio de Salud y Prevención de Riesgos Laborales (SSPRL) tiene dos áreas: la de Salud Laboral, en la que se integra la especialidad de Medicina del Trabajo, y la de los servicios técnicos de Prevención, integrada por las demás especialidades preventivas (Ergonomía y Psicosociología, Higiene Industrial y Seguridad en el Trabajo).

El balance de las actuaciones del Equipo de Gobierno en este ámbito no hay que limitarlo únicamente a la del Vicerrectorado. La Rectora es la máxima responsable de la organización de la prevención de riesgos laborales en la UGR y la encargada de tomar las decisiones estratégicas. Por ello, a nivel general, señalamos que la UGR pretende cumplir en la teoría con la legislación vigente en estas materias, pero que no siempre lo consigue en la práctica.

Así, en el ámbito de la salud, destacamos que se nombró un director técnico, con el título de Especialista de Medicina del Trabajo, con el que se cumple un requisito establecido en el Real Decreto 843/2011 (criterios básicos sobre la organización de recursos para desarrollar la actividad sanitaria de los servicios de prevención). Por el contrario, no se ha cumplido aún otro de los requisitos establecidos en esa norma, sobre el número de unidades básicas de salud (USB1) que precisa la UGR como criterio básico de organización de recursos. Es imprescindible la incorporación de una UBS más y todavía no ha terminado ese proceso. No obstante, la responsabilidad de este retraso no es patrimonio exclusivo del VRSII.

Respecto a las otras áreas del SSPRL, se han mantenido los mismos programas preventivos. No obstante, para CCOO, la mayor discrepancia respecto a las planificaciones anuales de estos programas reside en la privatización parcial (externalización, como ellos lo llaman) del trabajo que debe realizar el SSPRL: evaluaciones de riesgos, planes de autoprotección, evaluaciones de riesgos psicosociales… Coincidimos con el personal técnico del Servicio acerca de la importancia de dotar más recursos humanos para estas actividades, pero discrepamos en que se contraten empresas privadas. Desde nuestro sindicato, exigimos que la Universidad forme a su personal y cree una bolsa de Técnicos de Prevención, mientras se realiza la dotación de plazas necesarias.

En relación con la gestión de accidentes de trabajo y contingencias profesionales para el PAS y el PDI laboral, este Equipo de Gobierno no ha hecho ningún cambio. La mutua que gestiona sigue siendo la misma y no ha habido ningún intento de cambiar la misma, ni de revertir esa gestión a la Seguridad Social.

Finalmente, en este balance, tenemos que referirnos al funcionamiento del Comité de Seguridad y Salud (CSS) de la UGR, el órgano paritario y colegiado de participación destinado a la consulta regular y periódica de las actuaciones de la empresa en materia de prevención de riesgos. Es nuestro deber denunciar que hemos perdido – y estamos perdiendo – mucho tiempo con el asunto de la designación de los Delegados y Delegadas de Prevención. Su designación está recogida en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y en desarrollo de ésta, el acta de constitución del CSS. Ese sistema de designación es resultado de un acuerdo de Mesa de Negociación de la UGR (en aquellos años se reunía la Mesa de Negociación).

Por lealtad institucional, hemos defendido un acuerdo adoptado por la UGR y los sindicatos mayoritarios. En ocasiones, no hemos sentido la misma defensa por parte de la institución por un acuerdo adoptado conjuntamente.

A pesar de que la actual representación (9) rebaja la representación de CCOO, como sindicato hemos respetado el acuerdo que se adoptó. No obstante, si la institución no tiene el mismo nivel de compromiso en la defensa de este sistema de designación, queremos manifestar que no tendremos problemas en acordar otro, en el que CCOO, según los niveles de representación de la plantilla de PAS y PDI, saldrá ganando.

Como conclusión, hacemos un balance con más sombras que luces tras un año de gestión por parte del Equipo de Gobierno. Sin embargo, somos optimistas por el hecho de que los pasos que se vayan a dar en el futuro pueden hacer que la valoración cambie. Por poner varios ejemplos, las actuaciones que se puedan concretar en materia de personal, la próxima aprobación de un nuevo documento de Política de Salud Laboral y Prevención de Riesgos, así como una actualización del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Labores, que refleje la organización de la misma en la UGR y que, tras ser presentado en la última reunión del CSS, será remitido en breve al Consejo de Gobierno para su aprobación.

 


1 Se considera una Unidad Básica Sanitaria (UBS) la constituida por un médico del trabajo o de empresa y un enfermero de empresa o del trabajo, a jornada completa. Fuente: RD 843/2011.

 

Acceso a Revista El Dardo




Facebook

 

Afiliate

Formación

APP CCOO DE LA UGR

DESCARGAR APP CCOO DE LA UGR
Qr Code